Monumento a la Raza, un recordatorio de nuestras raíces

Por: Redacción Somos CDMX 26 Abr 2021

Se encuentra sobre la Avenida de los Insurgentes Norte y Calzada Vallejo. Se puede llegar a través del puente que cruza Insurgentes y termina frente al Hospital La Raza.


Monumento a la Raza, un recordatorio de nuestras raíces

El Monumento a la Raza es una obra con la forma de una pirámide y una serie de estatuas, representativas de nuestro país, que engalana el paisaje urbano de la zona norte de la capital.

Los Indios Verdes, guardianes de bronce

Este video te puede interesar

Se encuentra sobre la Avenida de los Insurgentes Norte y Calzada Vallejo. Se puede llegar a través del puente que cruza Insurgentes y termina frente al Hospital La Raza.

La pirámide mide de 50 metros de altura y en su pedestal superior se encuentra la escultura de un águila en el acto de devorar a una serpiente sobre un nopal.

El águila mide de punta a punta de las alas, 5.75 metros y la serpiente tiene 5.30 metros de largo, la cual fue esculpida por Jesús F. Contreras. Originalmente debía coronar el domo del Palacio Legislativo, pero al estallar la Revolución Mexicana se cambió su ubicación.

Debajo del águila se hallan los relieves de los tlatoanis de la triple Alianza más un relieve de Cuauhtémoc.

Los taludes de los tres basamentos ornamentados con frisos horizontales que presentan relieves inspirados en las serpientes emplumadas de Xochicalco.

Las cuatro caras de la pirámide tienen parámetros lisos inclinados en el eje central, entre dos alfardas.

Dispone de dos escalinatas: la del sur conduce a la plataforma superior y la del norte a la puerta de entrada al edificio. Ambas escaleras presentan, en su arranque, grandes cabezas de serpiente que recuerdan las de Teotihuacan.

Del cuerpo inferior del basamento surgen dos grupos escultóricos monumentales ubicados al oriente (“Grupo de la fundación de México”) y al poniente (“Grupo defensa de Tenochtitlán”).

El proyecto arquitectónico es del ingeniero Francisco Borbolla; la realización, así como los dos grupos escultóricos corresponden al arquitecto Luis Lelo de Larrea. El monumento se concluyó en 1940.

NOTAS RELACIONADAS
No pudimos encontrar