PUBLICIDAD
2018-02-02

Biblioteca Nacional de México, guardiana de la historia

Biblioteca Nacional de México
PUBLICIDAD

No cabe duda que las bibliotecas son depósitos de conocimiento; almacenes de historias –ficticias o reales–, conocimientos y semilleros del pensamiento. En cualquier biblioteca podemos encontrar nuevos mundos, pero la Biblioteca Nacional de México, a diferencia de otras bibliotecas en nuestro país, conserva casi todos los libros que se han impreso en México y una amplia hemeroteca, en la que incluso puedes hojear el diario del día en que naciste.

Por 150 años, esta biblioteca ubicada en Ciudad Universitaria, ha sido la encargada de custodiar, adquirir y proteger del patrimonio bibliográfico y documental mexicano.

Una historia complicada

El proyecto de esta biblioteca comenzó poco después del fin de la Independencia de México; y como todos los acontecimientos que se dieron en este periodo de turbulencia, se generaron grandes controversias entre liberales y conservadores.

PUBLICIDAD

Los primeros querían que con su establecimiento, se quitara el poder de los documentos históricos a la Real y Pontificia Universidad de México; mientras que los segundos buscaban que fuera la institución académica la que permaneciera en el control.

Fue en 1857 que el presidente Ignacio Comonfort declaró el inicio de la Biblioteca Nacional de México, instalándose en un edificio propiedad de la Universidad —antecedente de la ahora Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)— y que la Biblioteca estaría adscrita a la Secretaría de Educación Pública.Biblioteca Nacional de México Historia

Pero no fue sino hasta 1867 cuando arrancó labores, gracias a Benito Juaréz, en el templo de San Agustín. Esta primera sede oficial tenía un acervo de materiales documentales, bibliográficos y hemerográficos que fueron llevados desde bibliotecas en varios puntos de la capital.

Para 1929, la Biblioteca Nacional de México se convirtió en dependencia de la UNAM y en 1944 se muda al ex templo de San Pedro y San Pablo; donde se establece la Hemeroteca y el Museo Iconográfico. Tiempo después nace el Instituto de Investigaciones Bibliográficas y a finales de los 70, la bibloteca se muda nuevamente a Ciudad Universitaria, donde prevalece hasta el día de hoy, en el Centro Cultural Universitario.

¿Qué ofrece la biblioteca?

El acervo cuenta con dos grandes colecciones:

Fondo Reservado, que a su vez está dividido en:

  • Obras raras y curiosas: impresos antiguos y modernos que destacan por sus características editoriales.
  • Fondo de Origen: colección de impresos y manuscritos, los primeros que formaron parte de la Biblioteca cuando fue fundada e 1867.
  • Publicaciones periódicas mexicanas 1722 – 1917: publicaciones periódicas mexicanas. En 2016 esta colección fue inscrita en el Registro memoria del mundo de la Unesco.
  • Publicaciones periódicas extranjeras 1665 – 1920: colección de periódicos y revistas editados en el extranjero.
  • Archivos y Manuscritos: documentos personales e institucionales que datan de entre el siglo XV y el XX.
  • Colecciones Especiales: bibliotecas y colecciones creadas por instituciones y personajes destacados en la historia mexicana moderna.
  • Misceláneas hemerográficas: Colección formada por números sueltos de periódicos nacionales e internacionales publicados en el siglo XIX y los primeros años del XX. Incluye títulos como El Campeón (1818), El Correo Mexicano (1916), La Gaceta Electoral (1869) y El Zócalo (1881), entre otros.
  • Fondo García Valseca: Esta colección fue donada a la Hemeroteca Nacional de México por el coronel José García Valseca,en 1992. Incluye títulos como El Nacional (1933-1966), El Heraldo de México (1965-1974) y Excélsior (1943-1974), entre otros.
  • Microfilmes: Cuenta con más de 10,000 rollos de microfilmes para consulta.

Para hacer uso del Fondo Reservado, puedes consultar los requisitos aquí.Biblioteca Nacional de México: Colecciones

Fondo Contemporáneo, en el que se encuentran:

  • Colección General: Conjunto bibliográfico compuesto por impresos mexicanos y extranjeros. Es el más grande de la biblioteca.
  • Revolución Mexicana: Obras impresas relacionadas con este periodo histórico.
  • Sala de Consulta: estantería abierta a consulta.
  • Sala de Bibliografía: Colección especializada en obras e instrumentos de consulta.
  • Sala de Mapoteca: Espacio dedicado a la cartografía y geografía mexicana.
  • Sala de Fonoteca: Material sonoro en diversos formatos y documentos relacionados con la música, como partituras y obras bibliográficas.
  • Sala de Tiflológico: lectura y grabación automatizada, edición de materiales impresos, amplificación de caracteres, transcripción de Braille a caracteres comunes y viceversa.
  • Sala de materiales didácticos: Recursos para el aprendizaje y entretenimiento infantil y juvenil.
  • Sala de videoteca: Recursos audiovisuales que van desde micropelículas hasta material en formato Blu ray.
  • La Biblioteca cuenta además con diversas salas enfocadas en publicaciones de periódicos de la CDMX, de los Estados y Oficiales. Así como revistas nacionales, historietas, publicaciones extranjeras y de organismos internacionales.
  • Recursos electrónicos: También es posible consultar bases de datos con información extraída de publicaciones hemerográficas

La Biblioteca Nacional de México, a diferencia de otras, no permite el préstamo domiciliario; sin embargo, su Colección general está abierta a consulta, cumpliendo los requisitos necesarios. Sólo los usuarios mayores de 16 años pueden solicitar préstamo.

Visitas guiadas

Puedes programar visitas para conocer los rincones de la Biblioteca Nacional de México. Es necesario formar un grupo, que puede ser desde tres y hasta 25 personas, todas mayores de 16 años, en el caso del Fondo Contemporáneo.

El Fondo Reservado solo recibe grupos de hasta 15 personas  y tienen que ser mayores de 18 años, estudiantes, profesores e investigadores. En cualquiera de los casos, los visitantes deberán estar acompañados por un responsable de la dependencia.


Escrito por: Claudia Pedrozo
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD